La fotografía para mí es en cada encuadre, en cada imagen, lo que percibo. Es la realidad plasmada en un instante, unas veces dulce y otras veces demasiado amarga. Es vida, es realidad, no ficción.